No.
35
Página Inicial de Genial Construcción Consultar nuestro directorio de empresas Ingresar a su emrpesa en nuestro directorio Referencias de los visitantes de Genial Construcción
Boletines publicados:
BoletínGC No.34
BoletínGC No.33
BoletínGC No.32
Recibir Información por E-mail
Suscríbase grátis a  nuestro boletín
35

Octubre del 2013
   
Tecnología
Sistema de tratamiento natural del agua
Productos
Zonas de juegos para todos
Productos
Bancos curvos sin respaldo
Noticias
ASLA 2013, la arquitectura paisajística en el mundo
Obras
Premiado el Crown Sky Garden de Chicago
 
Construcciones y Obras de Ingeniería Talentos y personalidades del conocimiento y las tecnologías Nuevos productos Temas y reflexiones interesantes Nuevas tecnologías Noticias del mundo de la construcción y la ingeniería Regulaciones y normas

DESDE LA TIERRA A LA CERÁMICA, UNA CONSTRUCCIÓN VIVA, WANG SHU

En Asia, especialmente en China, las estructuras originales de las ciudades están en un estado de derrumbe total. Dicho hundimiento está ocurriendo de forma simultánea a la construcción de arquitecturas de enorme escala y lo queramos o no, a este proceso de colapso y desintegración de la estructura de la ciudad, del modo de vida y del lenguaje arquitectónico es a lo que tiene que enfrentarse la arquitectura contemporánea. Es interesante ver cómo diferentes tiempos, diferentes direcciones y múltiples posibilidades coexisten a la vez.

En este momento tan particular, más importante aún que el problema de la ciudad es la problemática de la arquitectura en sí misma. La arquitectura necesita encontrar la forma de cambiar su atención en la forma arquitectónica singular por la reconstrucción de la estructura de ciudad. Se debería prestar más atención a los materiales, la técnica y los detalles. El deseo de crear es importante, pero debe desarrollarse desde las leyes constructivas; lo que aparentemente es sólo un problema de la técnica, afecta directamente a las bases de la arquitectura.

La búsqueda de la naturaleza y del modo de vida natural fue el valor compartido en Asia, que daba lugar a las reflexiones sobre la arquitectura. Sin embargo, detrás de la crisis de las ciudades, en los países asiáticos cada vez más poderosos, sobre todo en China, se esconde un conflicto social complejo así como una gran crisis ecológica. En esta situación, no sólo el valor de la arquitectura tradicional debería ser reconsiderado. En la actualidad los impactos en los lugares causados por los grandes cambios sociales no tienen precedentes y nuestra relación con el mundo también debería ser reinterpretada.

Comparando las diferentes interpretaciones de “Lugar” y “Naturaleza” en las distintas culturas, la divergencia entre la tradición y la actualidad es el verdadero desajuste. En realidad, casi todas las arquitecturas tradicionales de los diferentes países alguna vez fueron “arquitecturas del lugar”, y los edificios tradicionales, alguna vez fueron “ecológicos”.

Es un malentendido considerar que la arquitectura tradicional china pertenece a una cultura totalmente diferente a la occidental. En mi opinión, hay leves pero vitales diferentes entre ellas: en la cultura occidental, la arquitectura tiene una posición similar en importancia a la naturaleza, pero en la cultura china, la Naturaleza es mucho más importante que el edificio; el edificio es un objeto subordinado al ambiente natural, la construcción no es más que una imitación artificial de la naturaleza.

El humano que aprende de la naturaleza y vive en un estado natural es un ideal chino. Por eso, los edificios chinos construidos en entornos naturales poseen una actitud modesta. La construcción no presta mucha atención a la estabilidad eterna de la sociedad, más bien a la búsqueda del desarrollo natural. Esta es la razón del uso de materiales naturales en los edificios chinos y los métodos de construcción buscan la forma de evitar la destrucción de la naturaleza.

Me considero especialmente aficionado al más complicado y exquisito estado del Jardín chino construido bajo la influencia de este ideal. El jardín no es solamente una imitación de la naturaleza, es una construcción a caballo entre lo natural y lo artificial resultado del estudio de un código natural, la transformación de la sabiduría y los pensamientos poéticos y la conversación con la naturaleza. En el

Jardín chino hay una relación integral e inseparable entre lo urbano, la arquitectura, la naturaleza, la poesía y la pintura. En la cultura arquitectónica occidental la naturaleza y los edificios son separados de un modo simple: la naturaleza es encantadora, pero siempre se considera un peligro o una amenaza.

Podríamos encontrar los rastros de la influencia occidental sobre las artes en China en las pinturas y las esculturas budistas en la Dinastía Tang pero la influencia sobre la arquitectura no apareció hasta el siglo xviii. Al mismo tiempo, la arquitectura china también influyó en la occidental. Es interesante que la influencia también se produjera en la construcción de jardines, dando lugar a resultados muy interesantes.

La influencia china en occidente no duró mucho tiempo, pero la ciencia occidental, la economía y el sistema social afectaron a China enormemente. La arquitectura occidental afectó a China directa o indirectamente en el siglo xx con un enorme poder, tanto que nos hace cuestionarnos si aún podríamos hablar de la existencia de una arquitectura china, tanto en las ciudades como en el campo.

Es interesante que en casi todos los países la tradición arquitectónica fuera alguna vez tradición de “arquitectura del lugar”, y las ciudades tradicionales, fueran de algún modo ecológicas. La única diferencia está en su propia “creación de diferencia”: en las actividades aparentemente eternas como la construcción, la producción y el crecimiento, pero los problemas sociales y ecológicos derivados de estas actividades tienden a ser los mismos.

Sin embargo, todas las ciudades tradicionales pueden mostrar sus propias características únicas en su relación íntima con sus circunstancias y su entorno, a pesar del hecho de esta tendencia.

Por lo tanto, no importa si se trata de tradición o actualidad, cuando el Lugar y la Naturaleza son puestas en consideración, las diferentes culturas, geologías e individuos serán bastante diferentes. Antes de considerar la arquitectura, la construcción, la producción y el crecimiento, deberíamos considerar nuestra actitud hacia la naturaleza. Deberíamos asegurarnos de que la naturaleza es más importante que la arquitectura y la ciudad.

En China, estamos experimentando un desarrollo rápido, como si hubiese sido acelerado en una máquina del tiempo. Hace 30 años, describí el modo de vida natural. Este valor compartido, el método y el sistema de arquitectura todavía existen hasta hoy pero en los últimos 30 años hemos experimentado lo que el mundo occidental había experimentado durante 200 años. En la actualidad, el sistema de arquitectura popular ha desaparecido casi por completo en todo el país, y lo poco que queda ya no se puede considerar un sistema.

En mi opinión, hay un problema fundamental que la actual actividad arquitectónica china no pueden evitar, además de la seria crisis urbana. Si el lugar, la arquitectura y la ciudad son una unidad inseparable en la tradición predominante en el país entero, es palpable el daño que ha hecho la interrupción de este sistema y parece necesario reconsiderar el sistema tradicional. En cuanto a su relación con la naturaleza, esta arquitectura del lugar que ha sido despreciada durante aproximadamente un siglo, representa una ética más valiosa que la arquitectura a la que estamos familiarizados ahora. Tal sistema de arquitectura que persigue el valor de naturaleza, es una visión distinta al de los valores platónicos. Si somos lo suficientemente valientes para admitir esto, deberíamos reconstruir una versión moderna de estos valores en la nueva realidad.

La China tradicional adopta un sistema de construcción rápido, basado en la tierra, la madera y otros materiales naturales, que son fáciles de usar en la construcción y la restauración. En el proceso de restauración los materiales serán reciclados y reutilizados. La base ligera es otra característica de este método de construcción, que prevendría y reduciría daños que destruirían la tierra. La construcción está basada en el espacio y el edificio puede crecer en cualquier escala. La aplicación de materiales locales conduce a la diversidad masiva. La búsqueda de lo Natural no sólo reflexiona desde un punto de vista poético, también es la adaptación y el ajuste al entorno natural. Este método da vida al lugar.

El ser humano fabrica todas las clases de topografía natural según la interpretación de la Naturaleza. En este sistema, el diseñador establece las reglas y los obreros son responsables del estudio de la construcción. Los dos grupos cooperan juntos pero en la realidad, en China, los diseñadores y arquitectos reciben la educación de estilo occidental y los edificios son construidos con el hormigón in situ. Este sistema conducirá al fin de la búsqueda natural. La arquitectura moderna tiene que restablecer el sistema de Naturaleza tradicional y para ello se necesitará mucho esfuerzo.

La razón por la que persigo una arquitectura china contemporánea “del lugar” es porque no creo en la existencia de un solo mundo. De hecho, en esta crisis de la tradición arquitectónica, pongo más énfasis en la autocrítica de los valores que parece un concepto perdido en China. Es por eso que el alcance de mi investigación no se restringe a la búsqueda de una nueva arquitectura, también es la reconstrucción del ambiente de la vida natural y poética. Pero desde luego, sería inevitable la influencia de la arquitectura occidental. Hoy en día el sistema de construcción es el totalmente de estilo occidental, los problemas en la ciudad no podían ser solucionados por el camino de la arquitectura china tradicional. Por ejemplo, el sistema de construcción y los materiales están completamente industrializados, la construcción de enormes estructuras y rascacielos, el complicado sistema de tráfico urbano y la construcción de infraestructuras. Por lo tanto, nuestro alcance visual debería ser más amplio y libre.

Tradicionalmente en China, la figura del arquitecto occidental se separa en dos papeles: el diseñador y el artesano. El diseñador domina la cosmografía, la estructura social y la poética. El artesano los comprende y lleva sus ideas a la construcción. Los mejores artesanos eran maestros en el dibujo, las maquetas y la tecnología y entre ellos, los más excepcionales comprendían la naturaleza y prestaban la mayor parte de su atención a adaptar el sistema de construcción a los diferentes entornos naturales, lo que llaman “Yin Di Zhi Yi”, que significa “la perfecta adecuación al lugar”.

Diseñador y constructor pertenecen a dos clases sociales. El diseñador nunca hace el trabajo físico, esto afecta a la educación arquitectónica y al trabajo de los arquitectos de hoy en día en China. Los arquitectos raras veces investigan sobre los materiales y las técnicas de construcción. Sin embargo, los constructores a menudo aplican técnicas que hoy en día no se encuentran en los libros de texto de las escuelas.

El lema de mi “Amateur Architecture Studio” es vuelta a la construcción del lugar y vuelta a la naturaleza. En la arquitectura tradicional china, se usó una gran cantidad de materiales naturales, que requería la total comprensión de los mismos y sus técnicas. Era el factor más importante en la arquitectura y por tanto el uso de materiales naturales en el sistema de construcción es uno de los puntos más importantes de trabajo en mi estudio.

A partir del año 2000, comenzamos la investigación sobre “la tierra”, que fue el material de construcción usado durante más de 3000 años en China y en la actualidad se usa de forma común. En las zonas rurales chinas, se estima que la mitad de los edificios son construidos con “la tierra”.

El “Amateur Architecture Studio” está en Hangzhou, una de las ciudades más desarrolladas en China durante el pasado milenio.

Aún hay muchos muros de edificios tradicionales construidos con barro. En el otoño del año 2000, tuve ocasión de trabajar con varios artesanos, de quienes aprendí muchas experiencias, en un edificio diminuto en Hangzhou. Por ejemplo, comparando las paredes de barro con los ladrillos cocidos, los artesanos pensaron que el barro era mejor. Las paredes de barro podrían perdurar durante más de

1.000 años mientras los ladrillos sólo se mantendrían durante 100 años. Es más, las paredes de barro son cálidas en invierno y frescas en verano. Dije a los artesanos que no usaran los modelos tradicionales de madera, sino modelos de acero, pero ellos nunca lo habían hecho antes. Mi objetivo es hacer lo posible para que los sistemas de construcción modernos adapten las técnicas tradicionales como, en este caso, la del barro. Para acelerar la fabricación, la optimización de las proporciones en la mezcla de materiales es muy importante.

En 2003, en una casa de té de 300 m2 que construí en un parque apliqué la técnica de la estructura de barro combinada con acero.

En el experimento en torno al barro del año 2000 fue la primera vez que usé la cerámica reciclada. Hangzhou en aquel tiempo renovaba los edificios tradicionales al igual que se hacía en muchas otras ciudades chinas. Viejos edificios fueron completamente derribados y nuevos materiales fueron usados para su reconstrucción. Tal renovación no era más que destrucción. Las grandes cantidades de materiales viejos, como los azulejos cerámicos que se remontan a la Dinastía Qing, fueron abandonados. Las cerámicas eran mucho mejor que los nuevos materiales de hoy, más duras y más fuertes.

En 2006 participé con mi esposa en una exposición para La Bienal de Venecia. Cuatro arquitectos jóvenes y tres artesanos fueron a Venecia con nosotros con 5.000 bambúes y 60.000 azulejos reciclados. Pasamos 13 días construyendo el Pabellón de China: “El Jardín Cerámico”. Fue una grata sorpresa cuando algunos estudiantes locales de arquitectura y artes vinieron a colaborar en el trabajo construcción con nosotros.

“El Jardín Cerámico” tiene la intención de trabajar no sólo sobre la idea de devolver la naturaleza a la ciudad, sino que también es un experimento de construcción especial con materiales naturales.

Cuando las piezas fueron transportadas de China a Italia, los funcionarios de aduana no estaban seguros de si las piezas habían sido cocidas y, según las leyes italianas, no está permitido introducir piezas no cerámicas en el país. Para solucionar el problema, pedí a los técnicos que facilitarán un certificado que dijese que cuando “El Jardín Cerámico” fuese completado; parecería un animal vivo. La gente me preguntó, “¿por qué ha construido usted tal obra en una exposición con el lema metrópolis?” Mi respuesta fue: “pienso que el jardín es una semilla, una ciudad nacería de él”.

Creo que la actividad arquitectónica, que sobrepasa las diferencias urbanas y rurales, conecta la arquitectura y el lugar y acentúa la relación entre la construcción y la naturaleza. Esto traerá cambios vitales a la arquitectura. La economía y la reflexión sobre la tradición vitalizarían nuevos conceptos y métodos.

En el proyecto del Nuevo Campus de la Academia China de Arte, con un solar de 530.000 m2, se construyó una superficie de 150.000 m2 en treinta edificios. Este proyecto refleja mis ideas a modo experimental sobre la construcción con materiales locales, materiales reciclados y sostenibilidad. La arquitectura en sí misma es un lugar y en este caso el lugar no se ajusta simplemente al ambiente natural y a la geología. Incluso la verdadera naturaleza se ha hecho un elemento fundamental en la construcción de lugares vivideros.

Basado en la interpretación de “Naturaleza”, el grupo de edificios mantiene la forma de la tierra original, las tierras de labranza y las charcas de peces, con un ajuste leve de las características geográficas naturales. Esta forma de construcción podría remontarse a sus raíces en la tradición china y el arte de la Tierra, que ha ahorrado considerablemente el coste de construcción. Una vez finalizado el proyecto, el coste real por metro cuadrado resultó ser de la mitad en comparación con el coste de construcción del campus universitario de este mismo área.

El principal sistema de construcción en China es la construcción rápida de hormigón in situ. Aparentemente es un problema derivado de la técnica, pero pertenece más a la cultura y el concepto. El caso es que deberíamos reconsiderar nuestra interpretación de la Naturaleza, en particular acentuando la exploración de los sistemas constructivos. La construcción rápida mencionada, en su desarrollo, desplaza el sistema de construcción basado en materiales naturales como la tierra y la madera. En el Nuevo Campus, ya terminado, de la Academia China de Arte, lo que nos interesa en el estudio y a mí, son las múltiples posibilidades existentes, y en varias direcciones simultáneamente.

En aquel momento, seguía pensando cómo afrontar las construcciones de masas y las construcciones en zonas urbanas; cómo usar el método de reciclaje para revitalizar la tradición de la construcción.

Y cuando comencé a trabajar así, la cerámica, los ladrillos, las piedras extraídas de los edificios viejos eran a mitad de precio que los materiales nuevos.

En China, los conceptos y la artesanía en la tradición arquitectónica conviven juntos. Experimenté con la combinación de hormigón in situ y construcción con tierra, piedras y maderas, recogiendo 7.000.000 de pedazos de ladrillos, cerámicas y piedras del sitio y usándolos en la construcción del campus. Esto podría resultar una utopía en la China moderna, pero el secreto de la actividad arquitectónica china se basa en el hecho de que “para adaptarse a las condiciones locales, hay que adaptar los métodos”. Si hoy no recurrimos a la tradición seguramente morirá y esto también sería el final de una arquitectura del lugar que contiene un valor especial para el mundo moderno. Nuevos arquitectos chinos, que reciben una educación occidental o bajo un ambiente occidental, carecen de la comprensión básica de este tipo del arte saturado de “Naturaleza”.

Esencialmente, la arquitectura moderna es la arquitectura del ingeniero. A partir de una ilusión, se escogen los materiales deseados y se elige la forma en la que trabajar con ellos, aunque estén a miles de kilómetros de distancia. O bien, para abaratar los costes, los materiales son fabricados con métodos mucho más complicados.

Prefiero la actitud del artesano, aunque yo nunca niegue la exploración y la experimentación con nuevos materiales y tecnologías. Los artesanos escogen primero la materia ya existente y eligen el método constructivo que destruiría la menor parte de la naturaleza. Los edificios buenos deberían ser construidos de un modo sencillo, que fuese sencillo de mantener y escoger la técnica conveniente según la economía local, la tecnología, el coste de la construcción y la velocidad.

En 2003, diseñé las “Cinco Casas Dispersas” en un parque en el Distrito Yinzhou. Esta fue la primera oportunidad de utilizar la construcción con materiales reciclados para hacer 400 m2 de galería. Este método de construcción en realidad es originario del área local de Ningbo, pero este experimento influyó en las ideas de la gente, dentro de una tendencia que persigue enormes estructuras, empieza a entenderse el valor del pequeño edificio y sus reminiscencias. Al mismo tiempo, esta es nuestra forma básica de funcionamiento: a partir de este experimento constructivo se puede pasar a la escala grande.

Este concepto de diseño no es equivalente al concepto moderno occidental de búsqueda de una estética personal, pero sí al de la sostenibilidad. El diseño arquitectónico debería estar basado en la cultura vernácula y arquitectónica, tomando la herencia del sistema de construcción tradicional y características materiales, combinando la técnica de construcción tradicional con el sistema de construcción moderno y el proceso que mejora la técnica de construcción tradicional. No estamos limitados a trabajar en pequeñas dimensiones, esperábamos que tal experimento de construcción pudiera ser ampliado a la sociedad en una escala grande.

El diseño arquitectónico debería obedecer a reglas naturales, protegiendo el entorno natural y usando tantos materiales naturales como fuese posible. El método de construcción debería afectar a la naturaleza lo menos posible. El principio básico de eco-tecnología sobre la construcción debería considerar el empleo eficiente del consumo de recurso y materiales; escoger la tecnología apropiada más que una alta tecnología forzada. Es importante estudiar la estética vernácula y local para aprender a expresarse con profundidad y con poética, aplicando tal expresión en los detalles en lugar de la simple imitación o simbolismo.

En 2004, diseñé una casa de té de 120 m2 en Jinhua. Las paredes exteriores de la casita fueron cubiertas con azulejos cerámicos por lo que la llamé “Casa de Cerámica”.

En la China antigua, la Provincia de Zhejiang era famosa por su producción de cerámica. Con una superficie parecida al jade estas piezas fueron producidas por primera vez en Zhejiang hace 1.500 años. Hasta ahora, Quanlong, “el Manantial del Dragón”, en la provincia Zhejiang es el área más próspera para la producción de esta clase de cerámica. Durante los años 1980 y los años 1990, estuvo influenciada por la arquitectura moderna japonesa, y estaba de moda cubrir las paredes exteriores de edificios con azulejos de cerámica. Este área es tan húmeda y lluviosa como Japón por lo que es razonable usar azulejos de cerámica sobre en el exterior para proteger las paredes, pero el problema era que aquellos azulejos baratos no tenían nada que ver con la estética deseada y, por lo tanto, el uso de aquellos azulejos de cerámica fue abandonado.

Aquello condujo a la industria cerámica al declive. La cerámica está hecha de la tierra, no es un material dañino para el ambiente. Hay fábricas de cerámica repartidas en toda esta área. Hice investigaciones sobre azulejos de cerámica con Zhou Wu, un ceramista de nuestra academia, y luego usé los azulejos de cerámica Youse en experimentos sobre las paredes exteriores, paredes interiores, azoteas y pisos. En el laboratorio, la cerámica producida podría tener una gama de color de hasta 1.000 tonalidades pero si hubiéramos usado todos los colores, habría sido demasiado caro. Hicimos muchos experimentos y finalmente obtuvimos cuarenta colores de cerámica tradicional Zhejiang, provocando gran interés en los expertos en la cerámica. Esto fue el resultado que nosotros habíamos buscado y después de acabar la “Casa de Cerámica “, al pueblo le gustó mucho.

Comparado con la pequeña experiencia de las “Cinco Casas Dispersas “, el Museo de Historia Ningbo con un área de 27.000 m2 es una experiencia a gran escala, una puesta en práctica de la arquitectura sostenible. Si los viejos materiales de construcción no fueran reciclados y reutilizados, su valor especial no sería reconocido.

Era apenas imaginable hace unos años que el gobierno apoyase esto. De hecho, la tecnología Wapan de la pared aplicada en la construcción del museo era el resultado de la adaptación de la tecnología tradicional sobre la construcción moderna. Los edificios tradicionales en Ningbo nunca tuvieron una pared Wapan más alta de 24 metros. Después de docenas de experimentos, un nuevo método surgió, el sistema de los rayos revelados e irrevelados de tres metros de largo para asegurar la estabilidad de la pared. El trabajo con el agua y los materiales ligeros fue positivo, contribuyó a la eficiencia y al mismo tiempo refleja la cultura local.

El empleo de materiales reciclados sigue la tradición bajo los nuevos sistemas de construcción, los azulejos, ladrillos y pedazos de cerámica son materiales naturales que están vivos y pueden respirar. Son capaces de crear una atmósfera de serenidad porque han vivido junto a los árboles y las hierbas.

La planta del museo era un rectángulo sencillo, que era el más eficiente en consideración a sus funciones y en este caso, la huella de la construcción sería más pequeña y hacía el menor daño posible a la naturaleza, durante el proceso de construcción. En el diseño de paisaje, se mantuvo el carácter del terreno local de colina baja, evitando el diseño desmesurado que destruiría el estado natural.

Durante estos últimos años he propuesto el concepto “del restablecimiento de una la arquitectura local y moderna”. La experiencia del Museo de Historia de Ningbo está basada en dicho concepto.

Descansa sobre la humanidad y la geografía restringida según las leyes de la naturaleza, bajo el contexto de poesía de paisaje que reflexiona sobre “la montaña” “y el agua”. El museo expresa de nuevo el concepto de “relación entre naturaleza y ser humano”.

Los rectángulos sencillos sobre el plano son dispuestos juntos. Pero el edificio se agrieta desde arriba, en el segundo piso, y ligeramente se inclina para formar una montaña. El edificio montaña tiende a inclinarse hacia el sur. Hay un área de agua sobre el lado del norte.

Por lo tanto, el edificio se parece a un gran barco que va a atracar en la orilla. En el interior, hay una terraza pública encima del segundo piso. El edificio está dividido en cinco estructuras independientes, diferenciadas, pero en composición armoniosa. La estructura tradicional urbana surge alrededor de la terraza y la relación entre la montaña, el agua y edificios en la estética tradicional china se reinterpreta profundamente.

Tal expresión puede resultar abstracta, pero se podría decir que en las paredes del Museo de Ningbo la poética cobra materialidad.

Las paredes exteriores son una combinación de Wapan y hormigón encofrado con bambú. La pared Wapan refleja el sistema de construcción local tradicional en esta área. La calidad y la armonía del color hacen la combinación perfecta con la naturaleza así como también cabe mencionar la buena conservación en el tiempo. Los ladrillos reciclados y cerámicos representan la historia de decenas o cientos de años, que hace posible que el museo se remonte en el tiempo. El trabajo improvisado de los artesanos le da un aspecto más vivo. El bambú usado en los encofrados se relaciona con la cultura de Jiangnna (la región alrededor del sudeste del río Yang- Tsé); es flexible y sensible a la naturaleza, por lo que su uso cambia las cualidades del hormigón rígido.

Se puede imaginar que trabajando de forma similar a la construcción del jardín chino, el tratamiento especial de los materiales en la construcción del museo crea un ambiente vivo que necesita nutrirse para sobrevivir. Entonces tratamos el edificio como una planta. No está en su mejor estado una vez completado; después de diez años, cuando las Paredes Wapan están cubiertas de líquenes o arbustos, entonces entrará realmente en la historia de China. El diseño y la construcción del museo declaran: los proyectos respetuosos con el medio ambiente deberían ser reconocidos como urgentes; no deberían ser restringidos a la construcción urbana y de edificios.

Tenemos que reclamar más naturaleza y menos urbanización.

En mi opinión, hoy en día, tanto para los chinos como para los occidentales, la mirada sobre el mundo tiene que ser criticada y reconsiderada. Si no, sólo podríamos asumir la futura arquitectura con pesimismo, viendo los hechos que afrontamos en la actualidad.

Creo que la arquitectura tiene que ser devuelta a un estado de desarrollo natural. Hemos experimentado demasiada revolución y cambio abrupto. La arquitectura solía ser ecológica tanto en China como en occidente; sin embargo, el problema común es la ecología.

La arquitectura tiene que aprender de la tradición, no sólo en cuanto al concepto y a la construcción, también en el desarrollo de la vida ecológica, que ha sido devaluada durante más de un siglo.

La Escuela de Arquitectura de la Academia de China de Arte, bajo mi cargo ha propuesto un concepto académico “el restablecimiento de una arquitectura china, vernácula y moderna”. Está basado en la realidad e ideas modernas, sobre la humanidad y la geografía restringidas según las leyes de la naturaleza, bajo el contexto de poesía del paisaje que reflexiona sobre “la montaña” “y el agua” y la reconsideración del sistema arquitectónico. El reconocimiento y la experiencia en la naturaleza se harán desde el comienzo del diseño y la construcción. En mi opinión, la futura arquitectura se convertirá en un complejo integral de ciudad, edificios, naturaleza, poesía y pintura. Desde luego, tenemos que estudiar modos de combinar el uso de materiales tradicionales con la tecnología moderna. Durante este proceso, es más importante la mejora de la técnica tradicional y es esta la razón por la que aplico extensamente la artesanía con el acero moderno y con el hormigón.

Los artesanos conocen la técnica, que es una tradición viva. Si no se usa con frecuencia, o solamente es imitada, la tradición está condenada. Si no hay tradición, creo que tampoco hay futuro.
Selección de boletines especializados y páginas relacionadas con el sector de la construcción.
Sistemas Integrales para la Restauracin
Decorados con arte cubano contemporáneo
El Centro de Convenciones de Cartagena de Indias será el escenario de la decima versión del Congreso Nacional de la Infraestructura, que se llevará a cabo durante los días 20, 21 y 22 del mes de noviembre.
Sistemas de Cerramiento, CARPINTERIA DE ALUMINIO
Viaje a Cuba con SUN TRAVEL
PoleCo líder en el diseño y suministro de sistemas de iluminación de alta calidad basados en energías renovables solar y eólica
COMPRA AL DIA
 
Coloque información
de su compañía
en este sitio
www.genialconstruccion.com
Un MEDIO para la información y el debate sobre construcción.
El logo y la marca genialconstruccion.com están debidamente registrados.
Copyright © 2006 - 2018. - Derecho Reservado ®
Con el apoyo de www.latinexus.net